Leer es un vicio solitario que se puede compartir.

lunes, 2 de junio de 2014

Notas de cata de mayo 2014

Ha habido un lapso, sí, un espacio de silencio y vacíos inexplicados. Esta primavera está siendo poco amable. Tras la búsqueda de cambio, de renovación, me di de bruces con un despliegue de desorden. No siempre la cabeza está en su sitio. Pero la he cogido por las orejas, como he podido, y aquí la tengo, intentando mantener el equilibrio. Mientras tanto, los libros han seguido pasando sin pausa por mis manos, botes salvavidas que nunca naufragan. Y aquí están mis impresiones.

EL CORAZÓN ES UN CAZADOR SOLITARIO. Carson McCullers.

Construida alrededor de pequeñas vidas cotidianas que patalean en medio de su vulgaridad, la historia conmueve a base de golpes menudos pero contundentes. Llana en apariencia pero con profundidades que duelen al alcanzarlas, como duele la realidad de la vida cuando no podemos hacer nada contra ella, nada que no sea soñar desesperadamente, aun sabiendo que son sueños sin esperanza. Personajes alienados aunque no tan diferentes que no reconozcamos sus debilidades, recogidos en pompas de jabón en tensión, a punto de estallar. Tempo lento, cayendo por la boca estrecha del embudo de los deseos que no llegan. Un bocado amargo, de los que persisten en el fondo del paladar, con un toque de limón y otro de pimienta. Y no te arrepientes.

* Carson McCullers está incluida en el Reto Escritoras Únicas, a propuesta de Meg de Cazando Estrellas. Compulsiva como soy, es mi tercera lectura de la autora. Será cuestión de probar otra diferente, digo yo…

GENTE DE VERDAD. Alison Lurie.

Junta a un grupo de personas más o menos conocidas, más o menos desconocidas, en un recinto aislado del resto del mundo y espera a ver cómo interactúan. Lo mismo da que sean artistas o “gente de verdad”: la mesa de los encuentros y encontronazos está puesta. No, no se trata del último reality show de turno sino de esta novela (que bien podría ser una obra de teatro) publicada en 1969. Una delicia de ironía destilada con mesura a lo largo y ancho de las relaciones entre un grupo de figuras de la cultura que se reúnen en una mansión con el fin (o la excusa) de trabajar en sus proyectos. La mezquindad está lista para salir por cada esquina. Vestida con una sonrisa socarrona, he atravesado este bosque de criaturas pretendidamente especiales que revelan… en fin, sus pequeñas miserias. Una sabrosura.


LA PRINCESA RUSA Y EL LIBRERO. Mary Ann Clark Bremer.

Tercera entrega de las memorias noveladas de esta autora que pasa por mis manos y, sin duda, la más floja de las tres. La pasión libresca que en los anteriores me traspasó la piel aquí queda un poco diluida, no tanto por el argumento como por el tratamiento de la historia. Quizá es la tercera persona, el contar algo que realmente no formó parte de ella y, por tanto, queda fuera de su emoción personal, lo que pone algo de distancia. Hay un sí pero no gateando por las páginas, un sentimiento a medias, un recuerdo difuso, un gusto apagado que necesitaría una mano de sal y unos movimientos más de cuchara. Le faltó punto.


PARA UN RUISEÑOR. Maria van Rysselberghe.

Pum, pum. Un corazón latiendo. Una mente recordando. En un puñado de páginas cortas en extensión y grandes en intensidad; la memoria de un amor de juventud, disfrutado y perdido, que se transforma en una riada de sensaciones nacidas de la visión de un ruiseñor. Una prosa poética hermosa como el trino del pájaro, absorbente, recurrente. Imágenes, impresiones. Una pincelada aquí, un refulgir allá. Todo un descubrimiento a paladear, una y otra vez, y retener en la punta de la lengua.


EL ÚLTIMO SEPTIEMBRE. Elizabeth Bowen.

Iniciación: revelación de un mundo que mantiene su paso a nuestro pesar. Una clase social que se atrinchera frente a los conflictos que barren su universo, limitados a la superficialidad de sus días. Una joven sin personalidad que sueña con la vida plena y se conforma con sentarse a la espera, a ver si llega. Una actitud frente a las realidades externas: la del avestruz que esconde la cabeza en un agujero sin darse cuenta de que, al hacerlo, deja la retaguardia expuesta. Una escritura precisa, contenida, goteante de ironía amarga. Una historia que, sin decir mucho, cuenta de todo. Unos caracteres de indefinición sutilmente dibujada a través de sus actos y palabras. Un gustazo de lectura que me deja con ganas de repetir plato.


MI ALMA EN CHINA. Anna Kavan.

Y la mía en Marte. Por lo menos. Delirando. Después de la novela corta que da título al libro y los relatos que la acompañan. Con la sensación de haber recibido una bofetada. No de las que te castigan sino de las que te despiertan, haciéndote ver más ancho, más lejos, con chiribitas en los ojos y destellos en la periferia de la mirada. Una visión interior de la irrealidad dentro de la realidad, un viaje por los recovecos de la mente y el desequilibrio existencial. El bolsillo de los pensamientos vuelto del revés. Te das cuenta, de pronto, de que era reversible. Y este forro interior te gusta, y te da miedo que te guste. Pero es inevitable. Porque una parte de lo que has visto, eres tú. Así que te lo enfundas como un guante que es una segunda piel.


CARPE JUGULUM. Terry Pratchett.

Este mes le tocaba el turno a las brujas más delirantes y “cabezológicas” del mundo, o del Mundodisco al menos, que me han deleitado parodiando la literatura vampírica que se puso de moda bajo el disfraz de un romanticismo trasnochado. Risas al servicio de un juego que, como siempre, cabalga sobre la burla y el homenaje entrelazados. Y, por debajo, una feroz crítica a los mecanismos soterrados del poder y la manipulación de las élites que se arrogan la prerrogativa de pensar, o actuar, por los demás. Un mordisco de acidez necesaria. 

28 comentarios:

  1. Para tener la cabeza en Marte, no esta nada mal ni las lecturas ni las catas. Magnificas como siempre dan ganas de leerlos todos. Me apunto el de E. Bowen.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Bowen te gustará, sí. Kavan me ha fascinado aunque es muy peculiar. Y Lurie ha sido un descubrimiento muy agradable.
      Muchas gracias, guapa. Nos leemos ;) (que sí, que vuelvo al ataque, aunque sea en plan tortuguita)

      Eliminar
  2. Tengo por aquí el de Carson McCullers, y también me apetece mucho el de Bowen ("La muerte del corazón" me pareció una maravilla). Ah, y el de Maria van Rysselberghe; no me olvido de su "Hace cuarenta años"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La muerte de corazón" será el próximo de Bowen que lea, pero le tengo ganas al último que han publicado, también... insaciables somos, cielos.
      "Hace cuarenta años" lo tengo por leer aún y... ay, madre, me estoy fustigando y voy a copiar cien veces en mi cuaderno "no volveré a escribir los nombres de memoria, no volveré a escribir los nombres de memoria..." (corriendo voy a arreglarlo, qué vergonzante).

      Eliminar
  3. Ay, lo que echaba de menos tus catas!! Tanto que sólo vengo a comentarte eso, ya mañana vuelvo con calma y te comento. Es que de la alegría que me he llevado he tenido que venir a decírtelo ;)

    Un abrazo espantaprimaveras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estoy de vuelta. Tomo asiento. Sólo un lapso antes de entrar en materia para comentar de tu lapso: es pasado. He dicho.

      El corazón es un cazador solitario: Creo que ya te comenté. Leí hace años mucho de Carson, y ahora es el momento de la relectura para poder compartirlo. Doy fe de que se queda en el paladar muuuuuucho tiempo después. Y también de la pimienta y el limón.
      Gente de verdad: Pues qué bien, porque es un libro que tengo de hace tiempo y está ahí porque, no sé la razón, lo miraba con desconfianza. Fuera miedo y lo pongo a la vista.
      La princesa rusa y el librero: Leí Una biblioteca de verano que me pareció un bocadito di cardinale. Tengo el siguiente Cuando acabe el invierno a la espera. Y con este no sé qué hacer porque veo que es el más flojo. Ya veremos.
      Para un ruiseñor: Pues después de Hace cuarenta años es de las lecturas "obligadas", por supuesto, porque Hace cuarenta años me pareció una joya, me encantó cómo contaba su amor (no tanto la sensación de que él estaba en otra postura más distante). Le tengo ganas y caerá.
      El último septiembre: Compré hace poco El fragor del día y quería leerlo antes de asomarme a este. Pero me voy a acercar a la Feria del Libro de Madrid y sospecho que en el stand de Impedimenta este va a caer (¡ups!)
      Mi alma china: Este ha sido el descubrimiento. Yo soy de las que, en el fondo, me alegro cuando mi lista aumenta, sobre todo con según qué libros. Y este es bienvenido. Gracias por descubrirmelo. Nos vemos en Marte.

      Besos!

      Eliminar
    2. Bienhallada :) Qué arropada me hacéis sentir, así da gusto.

      Para mi McCullers es relectura prácticamente al completo (a excepción de algunos de los relatos del mes pasado), pero tenía tan buen recuerdo que la he vuelto a coger con ganas.

      Anna Kavan también ha sido un descubrimiento para mi. Y eso que el libro andaba por casa desde hace ni sé el tiempo, Uno de esos hallazgos olvidados que ha reaparecido durante la reorganización de mis estantes. Y lo he disfrutado tanto que me haré con otro de la autora a no mucho tardar.

      En la Feria del Libro aún no sé qué caerá... lo dejo a la improvisación.
      Te espero en los cráteres.

      Eliminar
    3. Pues niña, he echado un vistazo a Anna Kavan y.. vaya tela, digna del reto, tienes razón. He fichado un par de libros suyos ya, incluido Mi alma de China ¿coincidiremos con el segundo? :D Temo y a la vez deseo el día que vaya a la Feria del Libro, que al final va a ser el domingo, llevo refuerzos para que me ayuden con las adquisiciones :) Llevo anotados unos cuantos pero la improvisación es dominio de la idiota, así que ¡a temblar"

      Besos! (¿los cráteres del fondo a la derecha te vienen bien?)

      Eliminar
  4. Será una primavera desordenada pero entre tus lecturas no hay casi nada fuera de su sitio.

    Qué selección más original y prometedora, el de McCullers me tienta mucho, pero me da miedo no acertar con el momento en que leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las lecturas siempre son un refugio estupendo en los momentos bajos y, como siempre, se han portado como buenas compañeras.
      Original, no sé, pero sí que cumplen expectativas en buena parte. No dejes encontrar el momento para encontrarte con McCullers ;-)

      Eliminar
  5. Ufff pues la verdad todos tienen una pintaza. Tan solo conozco a E. Bowen, porque la tengo entre mis pendientes, pero creo que al resto también las voy a añadir a esa lista.
    Saludos Zazou!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin prisas... pero acércate a ellas, merecen la pena. Con pausa ;-) Un placer.

      Eliminar
  6. ¡Ánimo que ya queda menos para que pase esta primavera loca!

    Me llevo apuntados unos cuantos, la cuestión será buscarles un hueco ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí estamos :-)) Ahora nos toca todo cuesta abajo, ya verás.
      Ya me contarás el resultado.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Pues la cata ha sido de lujo, me ha encantado, no solo el catálogo sino cómo lo presentas. Sobre todo la del alma China que no sé si la tuya anda por Marte o Tombuctú pero esa historia del guante del derecho y el revés cómo me ha sentado... Genial.
    Carson McCullers, justo el que yo he leído esta vez, qué decir, más bien asentir, se repite en lo que merece la pena y ella merece penar, pues eso.
    Sinceramente, menos La princesa y el librero me lo llevo todo, alguno ya lo tengo y los que me faltan los busco, que no se diga!
    No te dejes engañar por primaverales aires, todo vuelve a su cauce, las estaciones se renuevan cada cierto tiempo.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, es que cada año que pasa ataca con más ganas o yo estoy más perjudicada :-P Pero va bien, es lo que tienen los ciclos, que dan un giro completo.
      "Mi alma en China" ha sido una sorpresa y la autora digna de vuestro reto de autoras únicas, en mi modesta opinión, por su escritura y por su vida. Qué torturada es el alma literaria...

      Eliminar
  9. No conozco ninguno, pero alguno me ha llamado la atención. A ver si este verano tengo un poquito más de tiempo y puedo ponerme al día con las lecturas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiempo, tiempo, cómo nos aprieta cuando nos falta... curioso, ¿verdad? Lo importante es que disfrutes.
      Ya nos irás contando ;-)

      Eliminar
  10. Se te echaba de menos por aquí. Me alegro de tenerte de vuelta, y con nuevas lecturas que entran por el ojo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que entren con suavidad, no te vayan a hacer daño con la esquina de la tapa, que es muy doloroso :-P
      Un gusto volver por aquí.

      Eliminar
    2. Cuidado con ese ojo, no vayan a entrar por la esquina y te hagan daño :-P Yo me alegro de andar de vuelta. Os echaba de menos.

      Eliminar
  11. Yuhuuu! Hola, hola!!! Pues nada, veo que al margen de la actividad blogueril las lecturas si que siguen cundiendo, y yo que me alegro oiga. Con Carson todavía estoy por estrenar ;.( es el que más me llama de los que traes,. la princesa y el librero no me gustó nada nada, y con Terry es que no me atrevo, no sé...Un besote y seguimos en contacto :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la lectura siempre es un salvavidas: te subes y parece que todo mejora.
      Del de Clark Bremer... je, je, je, estaba esperando tu diatriba. A ti te veo más a gusto con McCullers o Bowen, creo. Pero me hizo tanta ilusión ver en tu lista del reto a mi admirada Carson que me he liado a releerla, ya ves. Y con renovado placer. Así que gracias por el impulso.

      Eliminar
  12. Por lo visto, te has empachado de buenas lecturas. Muchas, con una pinta exquisita.
    Yo me llevo a Anna Kavan y a Alison Lurie. El argumento de "Gente de verdad" me parece muy interesante. Algo así como un experimento sociológico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué te voy a decir, si he disfrutado con las dos ;) La ironía de Alison Lurie ha marcado el comienzo de lo que espero una buena relación.

      Eliminar
  13. ¡Qué mal lo paso con tus catas, y cuanto me gustan a la vez!
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que somos masoquistas, ¿verdad? Ánimo, hermosa ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...