Leer es un vicio solitario que se puede compartir.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

A veces hay que dejarlo pasar

A veces hay que dejarlo pasar. Por salud mental, más que nada. Y me refiero a… a casi todo en la vida, en realidad. A veces, al mirar el mundo alrededor, se me llena el estómago de indignación y las palabras (malsonantes muchas de ellas, lo confieso) se atropellan al rodar por la lengua. Ese ánimo exaltado termina por agotar, a fuerza de repetirse demasiado a menudo, y he llegado a la conclusión de que no merece la pena estar siempre con las uñas afiladas y dispuesta a saltar a la yugular. No se trata de mirar para otro lado, no, pero sí de darte un tiempo de reflexión mientras pasa y lo miras de reojo. Como una leona al acecho, intentar elegir la mejor presa cuando tengas que cazar. Practicar la paciencia (no la resignación, eso no) y darte un tiempo de reposo para fortalecerte. Saber esperar, a veces, tiene sus recompensas.



2 comentarios:

  1. No se puede estar siempre al quite, que sino gastamos demasiadas energías. Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Exacto, hay que ahorrarlas para cuando hacen falta de verdad. Mejor un zarpazo bien dado que veinte manoteos desatinados ;-)
    Besucos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...