Leer es un vicio solitario que se puede compartir.

martes, 6 de enero de 2015

Reincorporarse a la rutina... pero sin dejar de jugar

1. Vuelta al cole con los juguetes nuevos:

Ya han terminado las fiestas navideñas (confesaré que me alegro) y las vacaciones (no, de eso no me alegro), así que hay que armarse de paciencia y disciplina para retomar las buenas costumbres perdidas durante el descontrol de las últimas dos semanas. Y de sonrisas. Y también tenemos los regalos que los Reyes Magos, Papá Noel o quien pasara por nuestras casas nos han traído.

¿Qué tal se han portado por ahí? En casa no tenemos queja, la verdad, porque han sido más que generosos teniendo en cuenta lo bruja que soy a veces. Adivinos como son, han acertado incluso con lo que no esperaba ni por asomo. Y venían cargados de libros, por supuesto, que animarán mis largos trayectos diarios entre mi casa y la oficina. Píldoras de bienestar para sobrellevar el día a día.



2. Una propuesta para multiplicar lecturas.

Jugar y leer son dos de los grandes placeres de la vida, por eso me he sumado sin dudarlo a una propuesta con la que Carmen Forján, de Carm@n y amigos, ha empezado el año a través de un grupo en Facebook: el Tarro-Libro 2015.

Es bien fácil y muy enriquecedor, en más de un sentido: por cada libro que se vaya leyendo este año, se apunta el título en un papelito con el que envolver una moneda (en este caso, un euro) que se depositará en un recipiente preparado a tal efecto. Al final del año, tendremos tantas monedas como libros, envueltas en su correspondiente título. Sólo tendremos que abrirlas y, además de rememorar esas lecturas, nos encontraremos con unos ahorrillos para emplear ¡en nuevos libros, por supuesto!

No soy para nada hábil con las manos, pero me las he arreglado para habilitar una especie de urna de cristal (en realidad era una fiambrera, je, je) con fotos de mis estanterías y, voilà, ahí está mi tarro-libro:


De momento, ya he depositado en él un título con su correspondiente euro envuelto en él. Un seguro para acabar el próximo fin de año con una sonrisa de satisfacción libresca. 

3. Mi reto personal

Como comentaba el otro día, me rondaba la cabeza la idea de hacer una especie de vuelta al año en cincuenta y dos (o más) cuentos. Dicho y hecho: voy a ello. Aunque ya soy lectora habitual de relatos, regularé esta costumbre de forma que lea al menos uno por semana, a lo largo de las cincuenta y dos que tiene el año. Por supuesto, iré comentando mi viaje e intentaré transmitiros ese placer que es, para mí, degustar estos pequeños bocados. Espero que me acompañéis en este recorrido que preveo interesante.




¿Cómo vais a enfrentaros vosotros a la rutina?

20 comentarios:

  1. Me encanta lo de "vuelta al cole con los juguetes nuevos"... A veces se me olvida que ya he crecido y que eso de los juguetes sólo les ocurre a los más pequeños. No me educaron para responsabilizarme de las cosas. Lo decidí yo, casi por capricho. Eso hace que cada uno de mis propósitos sea un sueño que debo hacer realidad. Es genial porque no es impuesto, porque lo acometo sin malestar alguno. Las lecturas que vayan llegando este año serán pausadas y no me importa demasiado que algunas se queden dentro de una caja o apoyadas en algún estante. Me gustan muchos libros, pero también son muchos los que no me provocan ninguna sensación grata, así que equilibraré la balanza (aunque la parte cargada ya pesa). Lo importante este año, para mí, es dejar escapar a los fantasmas. El pasado no regresa y la vida prosigue. Además, los libros siempre evocan aquello que poseímos. Nada hay, pues, que habiéndose perdido no pueda encontrarse. Gracias. Por supuesto te acompañaremos en esta aventura. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Como tú, me alegro mucho de que haya terminado ya la Navidad. La vuelta a la rutina es lo que necesito, jaja. Perseverancia es la palabra clave, creo, para afrontar muchas cosas en la vida, incluidos los retos. Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué chulas las fotos. Espero que consigas todos los retos. El único al que me he apuntado este año va por buen camino. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me parecen muy interesantes las dos iniciativas. Quizás lo del euro lo haga, a ver si me llevo una sorpresa. Biquiños!

    ResponderEliminar
  5. Me gustan esos pequeños placeres y atenta quedo a lo que nos depare el viaje, también he pensado hacer un espacio a los relatos y ver como surte efecto pero bueno, primero volveré a la rutina y luego veré el orden de los factores y si hay producto. Librazo el de Lydia Davis, me quedo con ojos golositos, *.*
    Me gusta el tuneo de tu tupper, ha quedado molón también es cierto he paseado la mirado por los lomos de los libros, me lo haces irresistible y en fin, sea al paso, al trote o al galope, ya iremos tirando de año. Paciencia y disciplina, así sea.
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Rachael: La vida sigue, eso es indudable, y los libros siempre serán parte de la memoria. Una parte importante, en mi caso. Gracias por acompañarme :_D

    Agniezska: Perseverancia, tú lo has dicho. Una buena dosis de ella. A ver si sacamos el tiempo adelante.

    Lady Aliena: Pocos y sencillos, los retos. Sólo los que pueda superar. Y con calma, ante todo mucha calma (ya lo dijeron los de Siniestro Total, XD)

    Cris: Pásate por el grupo de Carmen en Fb y apúntate. Verás como a fin de año lo agradeces, ja, ja.

    Marilú: Pues me gusta que te gusten los placeres y que sigas mi viaje. Es mi pasión lo que me guía. No sólo el de Davis, el de Hempel me tiene tuerta. Cotillear libros es un goce, sin duda, y en parte esa intención tenía la foto porque nos dio por el chismolibro, :-)))

    Besucos y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  7. Sí señora, tengo justo ese mismo marcapáginas y alguno que otro de los títulos.
    Yo no me animo al juego pero a la lectura, a la lectura sí!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo ando en plena depresión tras la vuelta (hoy!!!!!) de las vacaciones y encima vuelvo a Madrid con este frío...
    Me gusta la propuesta de Carmen, igual me sumo.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Yo también me alegro de que hayan terminado las navidades, pero me temo que no he sobrevivido. No estoy segura del todo, pero es la única explicación que encuentro a mi imposibilidad de empezar el año con un mínimo de actividad. Así que en cuanto a retos y propósitos me voy a limitar a aplaudir los que asumais las compañeras de fatigas. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Yo tengo sentimientos encontrados: no me entusiasman las navidades y por eso me alegro de que hayan pasado pero odio la "vuelta al colé"!!
    También me he unido a lo del euro y la lata, jeje!
    En cuanto a tu reto, siempre leo un relato a la semana gracias el mc del voto ;) . Por cierto, ¿ya no te pasas por ahí?

    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios!!! Odio el texto predictivo este!!! :p

      Eliminar
  11. La verdad, no soy nada de retos (bastante reto es ya hacer lo que una ha de hacer cada día...), pero esto de los cuentos me llama la atención. Como mínimo, me haré el buen propósito de leer más cuentos este año, una forma literaria que me encanta. ¡Gracias por las ideas!

    ResponderEliminar
  12. YO creo que hasta el lunes no entraré en rutina total. Como me marcho en Navidades, mi casa está hecha unos "zorros" de polvo que no sé por donde entra y sólo en recoger maletas y chismes varios tardo unos días. Pero me encanta volver a mis rutinas :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  13. Mientras Leo: Suponía que tendrías el marcapáginas :-)) El juego es, en realidad, una excusa para aumentar la hucha, je, je.

    Manuela: No compromete a nada, excepto a leer, así que era perfecta para mí después de mi frustración por la mala gestión de los retos el pasado año. A ver si nos vamos "calentando" poco a poco, ja, ja.

    Questasleyendo: Oh, cómo te comprendo. A mí también me está costando recuperar el ritmo, así que de momento no me comprometo más que al tarro-libro, sin obligaciones, y a "Serendipia recomienda" para compensar mi fallo anterior.

    Ginger: Sí, la vuelta al cole es lo que más cuesta, pero habrá que hacerse a la idea. Lo de pasarme por el foro, uf... flojeé antes del verano y no he vuelto a reincorporarme. Volveré, estoy en ello, pero me falta tiempo para tanto lío en que me meto. Y qué te voy a contar de los problemas con el predictivo...

    Elena: Desde luego, sobrellevar el día ya es un reto, a veces. Por eso no voy a participar en otros, salvo en casos puntuales que vea que puedo resolver. Lo de los cuentos no es esfuerzo para mí. A ver en qué acaba mi propósito.

    Ángela: Yo también paso las Navidades fuera, así he estado esta semana: reincorporada y reorganizándome. Ya iré cogiendo el buen ritmo o eso espero. Allá vamos.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, lo del Tarro-Libro 2015 es buenísimo.

    ¡Me apunto!

    ResponderEliminar
  15. Fenomenal, Ana, ya verás qué gusto a fin de año, cuando podamos reinvertir :-))

    ResponderEliminar
  16. Yo también me he propuesto leer más relatos, me parece buena tu idea de al menos uno a la semana.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Es un modo de disciplinarme con ellos y no dar tantos bandazos, Teresa. A ver cómo sale la aventura.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  18. Pues a pocos a pocos ya estamos en febrero, con el tarro-libro algo más lleno y seguro que ya unos cuantos relatos leídos y disfrutados. Sigo mi visita, Zazou...
    Besines,

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...