Leer es un vicio solitario que se puede compartir.

lunes, 5 de enero de 2015

Notas de cata de diciembre 2014

Esquivo e irregular. Así ha sido mi diciembre. Entre letras y fuera de ellas. Con la concentración errando por alguna esquina oscura de difícil acceso. Incluso expresar mis impresiones por escrito se ha vuelto atropellado y la torpeza parece invadir todo lo que hago. Empieza a ser recurrente esta sensación, lo cual da un poco de miedo. Son fases, sólo fases, y estoy segura de que ésta ya está acabando y voy a volver a encontrar el ritmo. Seguro. Mientras, esto es lo poco que he leído el último mes. Contado sin garbo pero con la mejor intención.

LA PUERTA. Magda Szabó

Lectura lenta, pausada. Vestida de aristas que se hacen dolorosas. Generosa en sensaciones que vibran con cada frase. Conmociona más que conmueve. Respira en cada fragmento, tan viva como la historia que cuenta. Llega al alma como círculos concéntricos de agua. En progresión. Hasta envolverla. Hasta hacerse una con ella. Un placer de los que permanecen durante largo tiempo.

Para maridar con: Los que disfrutan con la narrativa contundente.

*Esta lectura se la debo a la recomendación de Marilú Cuentalibros en el reto Serendipia recomienda. No he completado el resto (lo siento, Mónica), pero espero cumplir la próxima vez.

LAS PESQUISAS DE UN CADÁVER AMNÉSICO. Silvia Márquez Comino

Leo poca novela de suspense (demasiado poca, me temo), por lo que no estoy acostumbrada a encontrarme con historias policíacas recorridas por sonrisas. Esta primera novela es así: la investigación de un crimen contada con sentido del humor, además de un toque fantástico. Es simpática y entretiene, me la leí en dos tironcillos gracias a la ligereza que en ese momento necesitaba.

Para maridar con: Los que gustan de pasar un rato ameno, sin grandes exigencias.

EL GENERAL OPLE Y LADY CAMPER. George Meredith

Lo mejor de esta pequeña novela: la construcción de los dos protagonistas, memorables a su manera, y la sonrisa cínica que despiertan. Crítica hacia el egocentrismo, hacia lo superficial y hacia las conveniencias construida con el andamiaje de humor, a veces ácido. Sólo por eso merece la pena leerse, por el buen rato asegurado. Y por el valor añadido de un delicioso prólogo de Virginia Woolf. 

Para maridar con: Quienes gusten de la sátira con regusto británico.

EL ÁNGEL ESMERALDA. Don DeLillo

Debo agradecer a mis paseos por la literatura breve el haber llegado a un escritor al que tenía pendiente hace tiempo. Uno de esos temores probablemente irracionales (soy propensa a ellos). Pero esta variada colección de relatos me ha contado cosas muy interesantes de DeLillo: profundidad, agudeza, ritmo. En cada una de las pequeñas piezas, a pesar de los diferentes temas. Rasgos que me hacen querer conocerlo un poco mejor.

Para maridar con: amantes de los bocados pequeños que te llenan de buen sabor el paladar.



Postdata: 
Dada la fecha en que estamos: ¡Felices Reyes Libreros! Espero que os traigan grandes placeres lectores.

Fe de erratas y de mala cabeza:
Gracias al aviso de Mónica Serendipia, edito la entrada para corregir el título de la novela de George Meredith, al que había dado la vuelta en uno de mis despistes... o de ese afán por llevar la contraria, quién sabe. Lamento la confusión. 

8 comentarios:

  1. El que más me llama la atención es el primero; me han recomendado a a la autora alguna vez. ¡Felices Reyes Libreros para ti también!

    ResponderEliminar
  2. Que los Reyes hagan magia, que ya va siendo hora... Me ha gustado mucho tu entrada. Empieza un poco triste y desanimada, pero, a medida que se toma nota de las lecturas, se abandona el pesimismo inicial y se recupera la fuerza habitual. Me quedo con la primera, La puerta (me ha parecido muy interesante) Gracias. ¡Felices Reyes! Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me llevo "El general Camper y...", que me ha llamado la atención. No te preocupes por el reto, guapa, lo importante era compartir buenas lecturas, recomendarnos entre blogueras. Espero que vuelvas a participar, pese a todo. Bss

    ResponderEliminar
  4. De esta selección me quedo con George Meredith, cómo no.
    Y aunque Don Delillo me dejó un poco desconcertada con su Punto Omega, no descarto hacerle otra visita, a ver qué otras cosas me cuenta.
    Felices Reyes!

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con Magda Szabó. Es una lectura deliciosamente difícil y dolorosa. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Como siempre, tomo nota de tus sabios consejos y apunto. Felices reyes blogueros, guapetona. :-)

    ResponderEliminar
  7. Oye, compañera, creo que el título es "El general Ople y lady Camper", ¿puede ser? ¿Es de editorial Ardicia? Gracias :-)))

    ResponderEliminar
  8. Rusta: Szabó me ha encantado. Ojalá me hubiera pescado en un mejor momento lector.

    Rachael: Más desánimo que tristeza y, en todo caso, cabreo conmigo misma. Pero a veces hay que dejarlo pasar y todo se coloca en su sitio... espero que mi cabeza también lo haga ;-)

    Mónica: Volveré a participar, desde luego, y esta vez lo cumpliré como es debido. Ya me dirás si te gusta el libro de Meredith... del que ya está corregido el título. Gracias :-D

    Ángeles: Todavía no me he lanzado con las novelas de DeLillo, pero todo llegará. El de Meredith te hará pasar un buen rato, ya verás.

    Agniezska: Es espléndida, aunque tan real que a veces hace daño.

    Marisa C.: ¡Sabios! Para nada, chica, en todo caso inspirados en ocasiones. Y si además son inspiradores, pues me alegra ;-))

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...