Leer es un vicio solitario que se puede compartir.

martes, 8 de julio de 2014

Empezando bien el mes

Me prometí a mí misma que este mes me portaría con moderación, que no cometería locuras libreras, que organizaría mejor el tiempo, que me centraría en general. Como dice la sabiduría popular, el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. Apenas comenzado el mes, ya me he estrellado.

Centrarme, uf, de verdad que lo intento. Pero esta mente mía se empeña en seguir varias corrientes a la vez y, claro, así no se llega a ningún sitio. O a casi ninguno. Entre diversificarse e intentar abarcar demasiado hay una línea que a veces me resulta difícil distinguir. Parece mentira, después de tanto camino recorrido y trillado. Pero aquí sigo, leyendo, escribiendo, desvariando sobre libros, parloteando sin más. Y disfruto, disfruto mucho con todo ello.

Organizarme el tiempo: voluntad de tintes utópicos. Sé que seguirá siendo un objetivo, más bien un sueño, a pesar de la conciencia de ser un manojo de caos con piernas. Otros sueños más vanos se han perseguido (y, de hecho, los persigo). Continúo elaborando mis listas absolutamente inútiles, marcando y tachando y olvidando mirarlas demasiado a menudo.

¿Evitar las locuras libreras? ¿De verdad pensaba que sería capaz? ¡Controlarme parece una labor titánica! Vamos, que tampoco lo cumplo. Si es que es más fuerte que yo. Los libros no están mudos, por si no lo sabíais, tienen una voz propia que vibra en una frecuencia especial para quienes hablamos su lenguaje. Pero sí lo sabíais, porque vosotros también los oís, los entendéis y estoy segura de que os cuesta tanto como a mí resistiros a sus cantos de sirena, no os hagáis los tontos.

Moderación, otra bonita palabra. Una virtud, según dicen. Esa la cumplo: soy tan moderadamente virtuosa como defectuosa. En líneas generales. Más o menos. Algunos días, acaso… En serio, no siempre parezco loca (parezco, ahí está la clave).

¿A quién no le faltan horas para poder llevar a cabo todo lo que pretende hacer por momentos, cada día, en la vida? Tantos libros por leer, tantos pensamientos por compartir, tantas historias que contar, tantos planes por realizar… Qué corto se hace el tiempo, ¿verdad?

Ya ha pasado una semana de este mes y (oh, alegría) se van acercando las vacaciones, lentas pero seguras, como suele decirse. He terminado tres lecturas estupendas, cada una en su estilo: “La dama de provincias prospera” de E.M. Delafield, “Moderato cantabile” de Marguerite Duras y “Un hotel en ninguna parte” de Mónica Gutiérrez, que me amenizó el trayecto en tren. Es un buen balance que hoy mejorará, pues estoy a punto de terminar “Jezabel” de Irène Némirovski y me tiene encandilada. ¿Cuál empezaré después? Estoy dudando entre varios.

Después de unos días raros, de incertidumbre y restos de otras sensaciones, una noticia satisfactoria y una ocurrencia que me llevó a una pequeña ruptura de la rutina. Fin de semana de relax en Barcelona. A pesar del calor, lo he pasado genial y me he traído dos recuerdos: uno perecedero, aunque lo guardo en foto, y otro para perdurar. El primero es gastronómico (podéis echar un vistazo a esta escapadita de degustación para ver más detalles) y el segundo, cómo no, bibliomaníaco. Confesaré: visité el mercado de Sant Antoni y piqué y pequé con los libros, pero era difícil resistirse rodeada de tantos. Viejas conocidas, sobre todo. Y a la vuelta del viaje me esperaba otro libro, este con dedicatoria. 

En resumen, ha sido una primera semana muy literaria, activa y positiva. Lo mejor, que todavía queda mucho mes por disfrutar y divagar.


¿Cómo lo lleváis vosotros?


21 comentarios:

  1. Yo también quiero un poquito de organización y moderación, ¿quedan o me pongo otro café?

    ResponderEliminar
  2. Creo que estoy igual con lo de organizarme :). Llevo una semana de vacaciones, me había propuesto leer mucho... y por ahora solo llevo un libro (y cortito), así que no se puede decir que esté cumpliendo. En fin, aún queda mucho mes.

    Por otra parte, me alegra que estés disfrutando de "Jezabel"; me parece una de las mejores novelas de Némirovsky. Yo tengo ganas de leer algo de Marguerite Duras.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi me encanta que seas asi, si no no nos traerias entradas tan maravillosas como esta!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Esta primera semana que cuentas da envidia. Yo también estoy dispersa y desorganizada pero sin llegar a centrarme en nada. Le echo la culpa al calor...
    Que disfrutes el resto del mes y que sea igual de productivo, que luego lo cuentas muy bien :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Cómo me suena eso de proponerse algo y al final saltárselo a la torera. Me he sentido totalmente identificada con tu entrada: la falta de tiempo, el no poder negarse al poder seductor de los libros...
    Al menos has tenido satisfacciones literarias este mes. Yo últimamente no me termino de enamorar de los libros que cojo. A ver si acierto mejor con la próxima elección.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. jajjajaja. Pues últimamente no he cometido ninguna locura librera aunque sí he tenido tentación de tirar de tarjeta en más de una ocasión y comprar como si no hubiera mañana. Pero sólo se ha quedado en eso: en tentación.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  7. o nunca he sido organzada...pero tu lo haces muy ben seguro, con las reseñas geniales que nos presentas... un beso

    ResponderEliminar
  8. Yo ya ni intento organizarme que luego me desespero al ver que no lo consigo, me da ansiedad, entro en crisis etc etc y al final todo es peor...
    A ver qué nos cuentas de Jezabel, yo este año he caído rendida con la autora y este libro es una de mis posibles próximas lecturas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola! me ha encantado tu entrada.Como otras veces me ha hecho sonreír. No te preocupes por lo de la locura , dicen que sólo son felices los que están un poco locos. :)
    A mí me pasa como a ti que me falta día. Y eso que me acuesto tarde.
    Me han encantado los cuadros de Hopper con los que has ilustrado tus dos entradas.
    bss

    ResponderEliminar
  10. A veces me asustas; parece que me lees el pensamiento. ¿Buenas intenciones? ¿Listas para organizar mi tiempo y "mis buenas intenciones? Todas las del mundo. No podías haber explicado mejor lo que pasa por mi cabeza loca. ¿Mi primera semana? Además de ser un año más sabia, aprovechando la llegada de libros nuevos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Debe de haber mucho de organización y moderación suelto por ahí, Mara, todo lo que no nos ha tocado :-D

    Ay, Rusta, en vacaciones es precisamente cuando menos huecos saco para leer. Contradictorio, ¿verdad? Pero es que el tiempo en el transporte público hace mucho.
    "Jezabel" ya está acabado y disfrutado. Mucho. Si no has probado a Duras, te la recomiendo de veras ;-)

    Gracias, Carax, pero exageras un poquillo, ¿no?

    Dispersión es mi segundo nombre, Ángeles, pero sí espero que el resto del mes sea igual de satisfactorio. Os lo seguiré contando.

    Paciencia, Seri, la puntería llegará. A veces pasamos fases en las que parece que nada nos llena. ¿No dicen que todo tiene su momento?

    Si ha quedado en tentación, Lady Aliena, ya tienes más temple que yo :-))

    ¿Y si lo dejamos en un caos organizado, kabu?

    Estupendo, Manuela, "Jezabel" ha sido estupendo. Lo recomiendo sin duda.

    Gracias, Beatriz, me gusta compartir la sonrisa. Me encanta Hopper, si has cotilleado el otro blog te habrás dado cuenta :-D

    ¿Por qué crees que me llaman bruja, Marisa :-P? Por cierto, eso de un año más sabia suena a ¿cumpleaños? ¿Hay que felicitarte? ¡¡Besísimos!! Y que lo disfrutes.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta Hopper. Cuando organizaron su exposición en el Thyssen hace 2 años, fui 3 veces. Relájate, lee y disfruta de las vacaciones!

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué envidia! Así se empieza bien un mes. Yo la verdad es lo que lo llevo lentorro, pero tengo esperanzas de que mejore. El otro día conseguí salir de una libreria con cuatro libros infantiles y... ¡nada más! Al prinicpio me sentí bien. Lo había conseguido. Pero luego...acabé arrepitiendome por no haberme dejado llevar
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Muy buenas escapadas. Me sumo a tus sueños/deseos de sacar tiempo y organizarlo para todo lo que quiero hacer. Mi vena lectora va un poco más lenta ahora :-) Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Pues ya somos dos, Agniezska :-) Yo también estuve y la disfruté muchísimo. Y aprovecharé las vacaciones... de aquí a un mes, que es cuando toca.

    Eso del arrepentimiento al salir de una librería sin libros me suena mucho, Marga. La sensación de "qué bien me he resistido" se esfuma en cuanto empiezas a pensar en todo lo que ha quedado dentro.

    Hay que aprovechar la oportunidad cuando surge, Meg. En cuanto a la organización... espero no desesperar, je, je. Mientras tanto, pasémoslo bien con nuestras lecturas.

    ResponderEliminar
  16. Sabes? Lo de la organización y el centrarme lo pienso siempre a primeros de año... y no llego a febrero y ya voy destartalada, así que para qué?! jajajaj =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sueño con despertarme un día y ser organizada y que no me falte el tiempo. Necesito la utopía XD

      Eliminar
  17. :) Hablan los libros y dan alaridos. Hace tiempo que sé que moderación y yo no conjugamos en ningún tiempo verbal.
    Me encantan esas lecturas asociadas a viajes. Queda julio, a disfrutar, voy a mirar lo gastronómico.
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Ya te digo si gritan, Marilú, a veces hasta me despiertan por la noche. Hay que convivir con ello, qué le vamos a hacer XD
    Julio... ay, que ya queda menos...

    ResponderEliminar
  19. ¿Dónde hay que firmar esta entrada? :D Iba a decir que yo ya estoy resignada, pero no, lo que sí es que ya no sufro por ello, la moderación no va mucho conmigo y los libros son buenos aliados, me hablen, me griten o me susurren. Acepto caos, desperdigarse, desorganización y todas sus variantes como animal de compañia e incluso como un aliciente, faltaría más. Lo que llevo peor es lo del tiempo y que mi ritmo lector está un poco tontuno, podría decir que es el calor y no mentiría, que me derrite la sesera, pero a veces la capacidad de embobarme con cosas me resta tiempo de lectura... ¿Sabes qué libro estoy terminando? "Mi alma en China" ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Ja, ja, Ana... el calor me tiene matada, eso también, pero últimamente se me afloja mucho la neurona. Quizá sólo necesito descansar y un poco de tiempo para soñar. Espero que Kavan no te defraude :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...