Leer es un vicio solitario que se puede compartir.

lunes, 17 de marzo de 2014

Pequeños cambios, nuevas perspectivas

A veces necesitamos un cambio. No algo drástico sino algún detalle que, a pesar de su pequeñez, de un nuevo giro a nuestra perspectiva, a ver si de esa manera vemos con más claridad o nos sentimos más cómodos. Redecorar la vida, como dice la publicidad. Pues en esas ando yo. Reorganizándome. Ardua tarea para alguien cuyo desorden mental suele acabar siendo un lastre. Quizá algún día lo consiga. En los últimos meses, he renovado las partes más interesantes del interior del armario (y no me refiero a la estructura, sino al contenido, esa locura confesa que son los complementos), vajilla, lámparas y una balda en el salón. Que recuerde a bote pronto. He movido muebles para dar un aire distinto a las habitaciones (y dar cabida a una estantería más donde colocar los libros que desbordaban las anteriores, también). Me estoy planteando, incluso, tirar un tabique del salón, que ya es mucho más radical pero me dará, si no más amplitud de miras, sí de espacio y luz. Y, además, después de un tiempo pensándolo, he querido hacerle un lavado de cara al blog: quitar algo de bulto por aquí, unos brochazos de pintura por allá, en las próximas semanas abriré alguna puertecita más… Nada serio. Seguirá siendo mi pequeño rincón de letraherida en desahogo, con mis trompicones y baches y mi mejor voluntad, ya que tiempo no puedo dedicarle todos los días. Pero es otra de mis necesidades: contar y compartir. Por eso os he soltado este rollo. Espero que estos pequeños cambios no dejen de hacerlo confortable para quienes me acompañáis. Os aseguro que he tenido mucho cuidado al elegir el color de las cortinas. Voy a ir preparando algo para que os sintáis a gusto. ¿Preferís té o café? ¿O quizá una copa? 



26 comentarios:

  1. Qué bien sientan los cambios! Es cierto que no hace falta que sean profundos, las cosas pequeñas son más importantes de lo que creemos a veces. Están ahí, calladitas, acompañándonos sin que nos demos cuenta, por inercia pero ya sin cariño; dejamos de verlas y entonces lo mejor es cambiarlas par que entre la luz. El blog esta muy bonito, luminoso y apetecible.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. A veces hay que empezar por lo pequeño para seguir avanzando poco a poco. Y sentir la luz, sí, sobre todo la luz.
      Gracias, guapa ;)

      Eliminar
  2. El saloncito de "recibir" te ha quedado genial. Debo ser sincera y decirte que había cogido cariño al otro salón-blog, pero estoy segura de que aquí vamos a tener también muy buenas charletas. Si no es mucho pedir, me pones una cervecita fresquita si las charlas libreras son al mediodía, si nos "leemos" después de comer, un té moruno me sabrá a gloria, y si es un domingo por la mañana te acepto un cafitito. Perdón, creo que me he pasado pidiendo, pero es que me siento como en casa, ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá fuera tan fácil reformar el real :) Me gustaría conseguir la misma luz que tiene el de la foto. Aquí, las charletas son de obligada necesidad. Y pide, no te cortes, otra cosa es que tenga lo que quieras. Por ejemplo, el domingo al mediodía va a tener que ser un Martini, je je.

      Eliminar
  3. Para mí un café que todavía no desperté ;)

    Los cambios, aunque sean pequeños, siempre revitalizan y ayudan a mantener el ánimo e ilusión en las cosas. Confieso que antes de comenzar a leer, creí que había entrado en otro sitio por equivocación al no ver el diseño de siempre, así de despistada soy. Te quedó muy chulo lo que que le hiciste al blog, claro y sencillo. Me gusta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me hables de despistes, que soy experta en el tema :D A ver si consigo cambiar eso también, por lo menos hasta unos niveles aceptables. Algún día me perderé en mi propia casa.

      Eliminar
  4. Yo me quedo muy contenta cuando llevo pequeños cambios adelante, jeje. Aceptó la invitación, un copazo para mí, por favor :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te va bien un vodka con limón? Es lo que me iba a poner yo ;) Pero quizá tenga que cambiar también eso. Variedad, un poco más de variedad.

      Eliminar
  5. Me tomaré un café y si charlamos mucho rato te aceptaré una copa. Los cambios siempre vienen bien: renovarse o morir.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Solo, cortado, con leche...? A última hora, te digo lo mismo que a Meg ;D

      Eliminar
  6. Yo he hecho ese cambio en mi casa (la de verdad) y va haciendo falta en la virtual, la verdad.

    Oye, qué mono te ha quedado el salón ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la de verdad estoy en los previos, todavía. El tabique, el pintado... cuando esté en faena, refunfuñaré, seguro. Este llevaba menos esfuerzo. Espero que el otro sea igual de agradecido ;)

      Eliminar
  7. Muy acogedor el salón y muy luminoso también. Bienvenidos sean los cambios, si con ellos nos sentimos mejor y logramos amplitud.
    Pues yo ni café ni té, pero te acepto unas pastas. ajajja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de la foto, de un luminoso que alegra al instante. Y ordenado, también. Ojalá la mesa del mío se viera tan colocadita en lugar de cubierta por libros, revistas, cuadernos de apuntes... Pero tiene vida, eso sí.
      Te pondré unas pastas deliciosas que he traído de mi finde en Santander. :)

      Eliminar
  8. Los cambios siempre son pasos adelante. Te veo con ganas :) Me gusta tu rincón, ya me gustaba antes, porque el contenido embellece el continente. No dejes de contar y compartir, eh ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ganas de ir hacia delante, desde luego. Lo de contar va conmigo, no puedo dejar de hacerlo, aunque a veces tarde en mostrarlo.
      Qué majas sois todas, qué gusto da =)

      Eliminar
  9. A veces los cambios vienen bien, y al mismo tiempo que cambiamos nosotros es bueno cambiar lo que nos rodea. El nuevo "salón-recibidor" te ha quedado muy bien, así que seguiremos pasando por aquí para tener unas charlas tan estupendas como siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Los cambios externos a veces funcionan como un refuerzo, o al menos se intenta. Con ese ánimo me he puesto a ello y con la mejor sonrisa os espero. :D

    ResponderEliminar
  11. Siempre elijo té pero a esta hora... mejor una copa y brindamos. Renovarse, parar, recorrer, mirar con ojos nuevos, todo es para un bien y además ¡común! expectante y contenta quedo ante lo que esté por salir de esa cabeza caos y tu voluntad, no se hable más!
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Con un copazo, pues, te agradezco la visita. Algo no muy fuerte, que no nos quite el necesario sueño, que al menos esta loca mañana madruga y bastante ;)

    ResponderEliminar
  13. Es bueno hacer cambios en nuestra vida, porque la monotonía y la rutina pueden ser matadoras. Eso sí: cada cambio debemos disfrutarlo en la medida de lo posible hasta que se agote ;)
    Saludos Zazou!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cambios que se disfrutan y otros que causan traumas, pero estos, los que se hacen voluntariamente, siempre deberían ser para bien. Aunque sólo sea acabar con esa monótona rutina ;)

      Eliminar
  14. Los cambios siempre que se hagan porque uno quiere vienen bien y refrescan.
    Oye, pues a estas horas de la tarde y después de todo el día delante de los códigos, no se si me liaría la manta a la cabeza y te pediría una copa!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento haberme retrasado, Carax, pero ahora mismo te pongo la copa y de aquí al catre, a dormirla :-D

      Eliminar
  15. disfrutando por este rinconcito y a la espera de las anunciadas novedades.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te invito a un té y bizcocho mientras voy preparándome... :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...