Leer es un vicio solitario que se puede compartir.

martes, 31 de diciembre de 2013

Cierre de año, apertura de miras.

No estaba segura de llegar a escribir una entrada de fin de año, con el tiempo atragantado entre el turrón y el cava y la concentración alborotada por el jaleo alrededor, y si finalmente estoy aquí escribiendo esto es porque quiero dejar constancia del balance tan positivo que ha tenido para mí este año como lectora y como contadora de lecturas.

En términos empresariales, podría decirse que se han cumplido los objetivos: la cifra de libros leídos ha sido relativamente alta (no he alcanzado los 100, como en otros años en que incluso los he rebasado con creces, pero 90 no me parece una cota desdeñable) y el nivel de las lecturas ha resultado notable. Tengo la sensación de haber elegido bien en casi todos los casos. Cada uno a su manera, los libros que han pasado por mis manos en este 2013 han tenido algo que decirme, algo que enseñarme, algo que guardarme; algunos con más intensidad y otros vagamente. Algunos tesoros que aguardaban su momento en las estanterías me hicieron desear haberlos leído antes, como “Pequeño, Grande” de Crowley. Otros llegaron para hacerse un hueco entre los indelebles, como las pequeñas memorias literarias de Mary Ann Clark Bremer. Y también ha habido relecturas, muchas a decir verdad, de historias que me calaron en el pasado, como las de Jane Austen o Shakespeare.  Ahora espero que mis elecciones del próximo año sean igual de certeras.

Entre mis propósitos para el año entrante está leer más autores patrios, que este año he tenido un tanto abandonados; leer más variado, en general. En estos días me he animado a participar en dos retos de lecturas, en la confianza de que no me costarán, pero además tengo un reto personal: abrirme a nuevos autores, profundizar en los apenas conocidos y no vallar mi perspectiva con los límites de los prejuicios.

Comencé este blog hace quince meses, casi dieciséis ya, un poco a lo tonto, como un modo de intercambiar impresiones sobre libros con unas cuantas amigas. En este periodo, he tenido la suerte de encontrar más gente con la que intercambiar esas impresiones y que, para mi sorpresa, se ha sentido a gusto en mi rinconcito y se ha quedado por aquí. Gente que ha dado vida y continuidad a mi patio de recreo. Esto ha supuesto un peso enorme en la columna de haberes a la hora de calcular el resultado: satisfactorio en grado sumo. Por eso no puedo acabar el año sin agradeceros vuestra compañía y ayuda. Esta es la razón por la cual he llegado hasta aquí, la que me ha empujado hasta esta entrada. Deciros:

¡Gracias por estar conmigo!


Y  feliz noche a todos.

¿Os tomáis una copa conmigo? Las he sacado para vosotros.


16 comentarios:

  1. Feliz noche, Zazou.
    Yo, personalmente, seguiré aquí para seguir compartiendo impresiones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo quiero agradecerte a ti tener este rincón, porque sí, a mi me gusta mucho este blog, qué le voy a hacer, he descubierto libros de esos que me gustan y he compartido lecturas contigo. Me alegro de haberte descubierto :D

    Feliz años para ti y los tuyos y que se mantengan las buenas lecturas. Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Feliz noche y feliz año para ti y los tuyos Ara!
    Un beso grande :)

    ResponderEliminar
  4. Hace poco que te he descubierto pero espero seguir leyéndote durante el nuevo año y compartiendo lecturas
    besos y ¡Feliz Año!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, chicas. Estoy tan tonta que hasta me habéis hecho soltar una lagrimita, será posible... Buena noche y mejor año ;-*

    ResponderEliminar
  6. Bueno, soy una recién llegada pero muy acomodada y a mi este balance me sirve para entusiasmarme con lo que está por llegar, aquí me quedo. Feliz Año nuevo Zazou, a disfrutarlo y chin-chin!!

    ResponderEliminar
  7. Igualmente, Marilú. Encantada de tenerte por aquí :-)

    ResponderEliminar
  8. ¡Feliz noche y feliz Año Nuevo! He llegado hace poquito a tu blog, pero estaré encantada de estar por aquí en 2014.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Feliz noche y muy feliz 2014!! Buenas nuevas lecturas por compartir nos esperan...
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  10. Sólo por estar lograr aquí y compartir estos ratos con vosotros, el 2014 ya va a ser un buen año :-)
    Feliz noche, haga frío o llueva -porque en Santander está cayendo buena-. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. Feliz Año Nuevo! que este año que viene sea de gran dicha y mucho éxito :)

    Saludos :3

    ResponderEliminar
  12. Gracias a ti por dedicar un poquito de tu tiempo a este blog al que estoy enganchada aunque no pueda seguir ni de lejos tu ritmo lector pero siempre es un placer leerte. Mchos besos compi y lo mejor para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Buenos días! O, mejor, buen primer día de año :-) El primero de un año que intentaremos hacer un poco más sonriente de lo que las circunstancias nos puedan presentar. :-*

    ResponderEliminar
  14. Chin-chin... ah, ¡qué bueno estaba y qué fresquito! Por mi parte, ha sido un placer encontrarte. Yo que he empezado esto del blog con un poco de miedo y mucho de ignorancia, me ha ayudado mucho echar un vistazo a tu blog. Gracias y abrazos. Nos vemos por aquí. :D.

    ResponderEliminar
  15. Estoy comenzando el año bastante desconectada por enfermedad familiar, pero quería aprovechar este ratito para agradecerte la acogida a este rinconcito. Has sido un estímulo y una alegría encontrar siempre tus comentarios. Gracias

    ResponderEliminar
  16. Uf, Marisa, el miedo y la ignorancia a mi no se me han pasado, me peleo con la inseguridad cada día. Pero me anima veros por aquí ;-)
    Siento que hayas empezado así el año, Marga. Un besazo y ánimo, guapa.
    Mis mejores deseos para este 2014.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...